Diagnóstico del dolor articular sacroilíaco: Validez de las Pruebas de Provocación Individuales y Combinadas

Laslett M, et al. Manual Therapy. 2005;10:207-218.

Resumen

Investigaciones previas indican que en el examen físico no se puede diagnosticar la patología articular sacroilíaca (ASI). Estudios anteriores no han informado los niveles de sensibilidad y especificidad de las pruebas de provocación de compuestos que se sepa cuenten con una confiabilidad aceptable entre examinadores. Este estudio examinó el poder diagnóstico de las pruebas de provocación del dolor en la ASI individualmente y en varias combinaciones, en relación con un criterio estándar aceptado. En un diseño de validez relacionado con el criterio ciego, fisioterapeutas examinaron a 48 pacientes con pruebas de ASI de provocación del dolor, los cuales recibieron una inyección de anestesia local en la ASI. Estas pruebas se evaluaron individualmente y en varias combinaciones (compuestos) en determinar el poder diagnóstico. Todos los pacientes con una respuesta positiva a la inyección diagnóstica informaron dolor con al menos una prueba de ASI. La sensibilidad y la especificidad en tres o más de seis pruebas ASI positivas fueron del 94% y del 78% respectivamente. Se construyeron curvas de característica operativa del receptor y áreas bajo la curva para varios compuestos. La mayor área bajo la curva para dos de las mejores cuatro pruebas fue 0,842. En conclusión, los compuestos de provocación de las pruebas ASI son valiosos en el diagnóstico clínico de ASI sintomática. Tres o más de seis pruebas o cualquiera de dos de cuatro pruebas seleccionadas tienen la mejor capacidad de predicción en relación con los resultados de las inyecciones intraarticulares de bloqueo anestésico. Cuando las seis pruebas de provocación no provoquen un dolor familiar, se puede descartar la ASI como fuente actual de lumbalgia.