Fusión de la articulación sacroilíaca mediante implantes triangulares de titanio frente a un tratamiento no quirúrgico: Resultados después de seis meses a partir de un ensayo controlado, aleatorizado y prospectivo

Whang P*†, Cher D‡, Polly D#, Frank C*†, Lockstadt H*†, Glaser J†, Limoni R†, Sembrano J#, on behalf of the INSITE Study Group. Int J Spine Surg. 2015;9:Article 6.

Resumen:

Antecedentes

El dolor en la articulación sacroilíaca es una causa de lumbalgia prevalente y subdiagnosticada. La fusión de la articulación sacroilíaca puede aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida de los pacientes en quienes fracasó la atención no quirúrgica. Hasta la fecha, ningún estudio ha comparado simultáneamente el tratamiento quirúrgico con el tratamiento no quirúrgico para la disfunción crónica de la articulación sacroilíaca.

Métodos

Realizamos un ensayo controlado, aleatorizado y prospectivo de 148 sujetos con disfunción de la articulación sacroilíaca causada por una sacroileítis degenerativa o trastornos de la articulación sacroilíaca que se trataron mediante una fusión mínimamente invasiva de la articulación sacroilíaca con implantes triangulares de titanio (N=102) o con un tratamiento no quirúrgico (NSM, n=46). Se obtuvieron los puntajes del dolor de la articulación sacroilíaca, el índice de discapacidad de Oswestry (ODI), el formulario corto de 36 elementos (SF-36) y el EuroQol-5D (EQ-5D) en el período basal, al mes y a los tres y seis meses después del comienzo del tratamiento. Las tasas de éxito de seis meses se definen como la proporción de los sujetos tratados con una mejora de 20-mm del dolor de la articulación sacroilíaca en ausencia de eventos adversos graves relacionados con el dispositivo o eventos adversos neurológicos relacionados con la articulación sacroilíaca o la revisión quirúrgica. Estas tasas de éxito se compararon con métodos bayesianos.

Resultados

Los sujetos (edad media de 51 años, 70 % eran mujeres) se encontraban muy debilitados en el período basal (media del puntaje de dolor de la articulación sacroilíaca según VAS de 82, media del puntaje del ODI de 62). El seguimiento después de los seis meses se obtuvo en el 97,3 %. Después de los seis meses, las tasas de éxito fueron del 81,4 % en el grupo quirúrgico frente al 23,9 % en el grupo de NSM (diferencia del 56,6 %, 95 % intervalo de credibilidad posterior del 41,4-70,0 %, probabilidad posterior de superioridad > 0,999). La mejora en el ODI clínicamente importante (≥15 puntos) a los seis meses ocurrió en el 75 % de los sujetos del grupo quirúrgico frente al 27,3 % de los sujetos del grupo de NSM. A los seis meses, la calidad de vida mejoró en mayor medida en el grupo quirúrgico y las tasas de satisfacción fueron altas. La cantidad media de eventos adversos en los primeros seis meses fue un poco más alta en el grupo quirúrgico en comparación con el grupo no quirúrgico (1,3 frente a 1,0 eventos por sujeto, p=0,1857).

Conclusiones

El seguimiento después de los seis meses de este estudio de nivel 1 demostró que la fusión mínimamente invasiva de la articulación sacroilíaca con implantes triangulares de titanio fue más efectiva que el tratamiento no quirúrgico con respecto al alivio del dolor, la mejora de la función y la mejora de la calidad de vida en los pacientes con disfunción de la articulación sacroilíaca causada por una sacroileítis degenerativa o trastornos de la articulación sacroilíaca.

Importancia clínica

La fusión mínimamente invasiva de la articulación sacroilíaca es una opción aceptable para pacientes con disfunción crónica de la articulación sacroilíaca causada por una sacroileítis degenerativa o trastornos de la articulación sacroilíaca que no responden a tratamientos no quirúrgicos.

 

Autores:

 

‡ Employee of SI-BONE, Inc. 

* Paid consultant of SI-BONE, Inc. 

† Conducts clinical research for SI-BONE, Inc. 

# Dr. Polly and Dr. Sembrano are investigators in clinical research studies sponsored by SI-BONE. They have no financial interest in SI-BONE. 

Descargas pdf (4 MB)