El efecto de la colocación del implante en el arco de movimiento de la articulación sacroilíaca: Posterior frente a transarticular.

Soriano-Baron H, et al. Spine. 2015 Feb 19. [Epub ahead of print]

RESUMEN ESTRUCTURADO:

Diseño del Estudio. Estudio biomecánico en cadáveres humanos de dos técnicas de colocación de implantes para la fusión de la articulación sacroilíaca.

Objetivo. Evaluar y comparar las propiedades biomecánicas de dos técnicas de colocación de implantes para la fusión de la articulación sacroilíaca.

Resumen de los datos de antecedentes. La colocación mínimamente invasiva de los implantes para la fusión de la articulación sacroilíaca es un tratamiento potencial para los trastornos de la articulación sacroilíaca y la sacroileítis degenerativa. Los estudios biomecánicos de la fijación con tornillos en el sacro han demostrado que la colocación y la trayectoria son importantes para la estabilidad general del implante. Aunque los resultados clínicos han sido prometedores, existe la posibilidad de que haya una colocación más óptima de implantes. Métodos. Se evaluaron las articulaciones sacroilíacas bilaterales en siete especímenes lumbopélvicos (L4-pelvis) cadavéricos mediante un modelo de postura de una pierna. Se determinó que todas las articulaciones estaban intactas y que las sínfisis púbicas estaban cortadas y tratadas (tres implantes para la fusión de la articulación sacroilíaca). Los implantes se colocaron de manera lateral mediante una técnica de colocación posterior o transarticular. La técnica posterior coloca los implantes de manera longitudinal en la vista de entrada, paralelos a la vista de salida y al cuerpo posterior del sacro en la vista lateral. La técnica transarticular coloca todos los implantes en la sección articular de la articulación sacroilíaca. En todas las afecciones evaluadas, el arco de movimiento se evaluó en la flexión-extensión, la inclinación lateral y la rotación axial.

Resultados. La técnica posterior redujo en gran medida el arco de movimiento en la flexión-extensión, la inclinación lateral y la rotación axial al 27 % ± 24 % (p = 0,024), 28 % ± 26 % (p = 0,028) y 32 % ± 21 % (p = 0,008), respectivamente. La técnica transarticular redujo en gran medida el arco de movimiento en la flexión-extensión, la inclinación lateral y la rotación axial al 41 % ± 31 % (p = 0,013), 36 % ± 38 % (p = 0,049) y 36 % ± 28 % (p = 0,015), respectivamente. No se detectaron diferencias importantes entre las técnicas de colocación posterior y transarticular (p> 0,25).

Conclusiones. La colocación posterior y transarticular de los implantes para la fusión de la articulación sacroilíaca estabilizó la articulación sacroilíaca en cuanto a la flexión-extensión, la inclinación lateral y la rotación axial.