¿Cómo se realizan la fusión de la articulación sacroilíaca tradicional y mediante CMI?

La fusión tradicional de la articulación sacroilíaca requiere una cirugía abierta que puede durar hasta varias horas. La cirugía abierta incluye una incisión quirúrgica para acceder a la articulación, la extirpación del tejido cartilaginoso de la articulación y el uso de injertos óseos para contribuir a fusionar la articulación. En general, es necesario que los pacientes permanezcan hospitalizados durante varios días.

La fusión de la articulación sacroilíaca mínimamente invasiva es el estándar actual para la fusión de dicha articulación.  El iFuse Implant System® es una opción quirúrgica mínimamente invasiva (CMI). Este procedimiento de CMI requiere una incisión más pequeña y utiliza un pin guía para facilitar la colocación de los implantes de titanio a través de la articulación sacroilíaca. Estos implantes pequeños están diseñados para fijar la articulación sacroilíaca (SI) y permitir la estabilización y fusión al reducir al mínimo los micromovimientos. Generalmente, se utilizan tres implantes iFuse en un procedimiento iFuse.