¿Con qué facilidad se diagnostican los problemas de la articulación sacroilíaca?

No siempre es fácil diagnosticar los trastornos de la articulación sacroilíaca, pero son útiles las pruebas de provocación y las inyecciones para confirmar la articulación sacroilíaca como origen del dolor. A veces, los hallazgos físicos pueden indicar una afección en la articulación sacroilíaca, pero también pueden observarse cambios crónicos en la región lumbar de la columna vertebral. Su médico puede discutir la dificultad de hacer un diagnóstico correcto ante la presencia de múltiples problemas.