¿Quién corre el riesgo de sufrir problemas con la articulación sacroilíaca?

Las mujeres pueden correr mayor riesgo de sufrir problemas en la articulación sacroilíaca debido al mayor ancho de la pelvis y a la mayor curvatura de la espina lumbar, que produce biomecánicas diferentes en la ASI. Las mujeres también tienen más elastina en el colágeno que compone sus ligamentos. La elastina es una molécula que permite una mayor flexibilidad de los ligamentos. Además, el embarazo con frecuencia ocasiona un estiramiento de los ligamentos sacroilíacos. Algunas mujeres sufren cambios permanentes en los ligamentos de la ASI como resultado del embarazo.